Blog

Calidad ambiental propia

sistemas_certificacion_w

Diversos sellos de certificación ambiental voluntarios, aplicables a edificios españoles. Para obtener una buena calificación, en todos ellos, hace falta superar las exigencias normativas

Días atrás, en la sede de Naciones Unidas, los principales líderes de los gobiernos del mundo se alzaban voces y convocaban voluntades para un acuerdo capaz de poner en marcha medidas que no lleven más allá de 2 grados el aumento de la temperatura global de la tierra, lo que es muchísimo en términos de deterioro ambiental y social.
¿Qué tiene que ver la edificación con esto? Mucho, la construcción y el uso de edificios es responsable de al menos un tercio de las emisiones de efecto invernadero (CO2 y otros gases) de casi cualquier país europeo. No hay solución al cambio climático, como no la hay a otras formas de contaminación, pérdida de biodiversidad, agotamiento de recursos, generación de residuos, deterioro de las aguas, etc., si no se actúa decididamente sobre los edificios.
¿Y cómo se actúa? Parte de la administración establece obligaciones por la vía normativa y a la vez pone en marcha planes de ayuda. Algunos usuarios revisan cómo usan los edificios y establecen cambios. Ciertos promotores, proyectistas, fabricantes de productos, etc., innovan para conseguir ahorros y energía natural. Pero no es suficiente, se necesita un cambio masivo.
Frente a ello, diversos técnicos del sector han puesto en marcha sistemas de ayuda, evaluación y certificación de la calidad ambiental de los edificios que permiten analizar, medir y comprobar que los edificios, nuevos o existentes, verdaderamente gasten menos.
Y La Casa por el Tejado ha trazado su propia Senda en esta dirección.

grafica_verde_w

Gráfica de la herramienta VERDE de Green Building Council España, indicando los resultados de impacto ambiental de un proyecto, comparado con la práctica habitual (valor 100%)

Senda es un sistema de ayuda y evaluación de calidad ambiental de los proyectos de La Casa por el Tejado, es decir para los áticos que la empresa se encuentra desarrollando en Barcelona, Madrid, Pamplona, Bilbao y otras ciudades medianas y grandes de España.
Creado por Societat Orgànica, Senda sigue la filosofía del análisis de ciclo de vida simplificado, visión que permite considerar los edificios, bajo un mismo sistema de análisis y toma de decisiones, desde la extracción de materias primas para la fabricación de los materiales hasta, en el límite de su durabilidad, la desconstrucción, reutilización o reciclaje de los recursos invertidos. Además de tener en cuenta todo el ciclo de vida, el sistema presta ayuda y realiza una evaluación sobre varios impactos ambientales al mismo tiempo: cambios en la biodiversidad, consumo de energía no renovable, deterioro del agua potable, impactos causados por los materiales y generación de residuos contaminantes.
A diferencia de los grandes sistemas de certificación ambiental voluntarios (VERDE, LEED, DGNB, etc.) Senda es aplicación es más sencilla (una evaluación convencional lleva varios meses de trabajo) y menos costosa (en viviendas pequeñas, estos procesos implican un sobrecoste de un 10%). ¿Cómo ha sido posible alcanzar ambas ventajas? Aplicando la experiencia de más de diez años de generación de estrategias de mejora y herramientas de evaluación, en general, y conociendo a fondo los áticos y su entorno, en particular.

nota_por_vectores_w

Gráfica de la herramienta de evaluación Senda que aplica La Casa por el Tejado, mostrando los resultados de la evaluación ambiental de un proyecto, en cinco impactos diferentes

Senda áticos, que es de uso exclusivo de La Casa por el Tejado, se organiza sobre la base de una hoja de cálculo Excel. Contiene dos grandes apartados, Ayuda y Evaluación. Ayuda contiene orientación sobre estrategias y acciones de mejora ambiental, así como referencias sobre especificaciones, productos y buenas prácticas en cada tema. Evaluación, por su parte, se organiza a través de unas 80 preguntas, así como sus posibles respuestas frecuentes, redactadas de modo que puedan ser contestadas con la información que habitualmente contiene en un proyecto técnico de arquitectura. Ambos apartados, Ayuda y Evaluación, permiten a cualquier equipo de proyectistas orientar el proyecto hacia la mejor práctica posible así como verificar que está trabajando en la dirección correcta.
El área ambiental de La Casa por el Tejado, conformada en colaboración con Societat Orgànica, asiste regularmente a todos los proyectistas usuarios de Senda, respecto del uso del sistema, de otras necesidades de información, o mediante la revisión conjunta de los proyectos en marcha. El proceso de calidad ambiental que se sigue en cada finca en la que se instalarán áticos nuevos incluye cuatro fases: 1. Determinación previa de las oportunidades que presenta la finca (informe breve), 2. Evaluación preliminar en fase de proyecto básico (con Senda), 3. Evaluación definitiva en fase de proyecto ejecutivo (con Senda) y 4. Ayuda al usuario de la vivienda (en desarrollo). Además, naturalmente, cada proyecto debe cumplir con los requisitos normativos, como la Certificación Energética, con resultados superiores.

nota_unificada_w

Gráfica de la herramienta de evaluación Senda que aplica La Casa por el Tejado, mostrando los resultados de la evaluación ambiental de un proyecto, integrados en una nota única

Las 80 preguntas que Senda formula a cada proyecto se organizan en cinco apartados: Biodiversidad, Energía, Agua, Materiales y Residuos. Aunque cada uno de ellos tiene distinta complejidad y, por tanto, requiere de más o menos información, en todos se consulta acerca de los aspectos más importantes, desde el punto de vista de los impactos ambientales que se pretende evitar, aunque de un modo simplificado.
Algunas de las consultas realizadas al proyecto son: ¿se aumenta la vegetación respecto a la situación preexistente? (biodiversidad), ¿la eficiencia de las instalaciones es superior a la estándar? (energía), ¿hay mecanismos de ahorro en grifos, cisternas y duchas? (agua), ¿se utilizan productos naturales o reciclados? (materiales) y ¿se generan menos residuos que en una obra convencional? Cada apartado (biodiversidad, energía, agua, materiales y residuos) tiene una puntuación, así como cada una de sus preguntas. Esto permite distribuir pesos y repercusiones, primero por apartado y luego en forma unificada, en una sola nota.
La Casa por el Tejado se ha fijado un objetivo: reducir el impacto habitual de construcción y uso de los edificios en un 60%, respecto de la edificación convencional. Por ello ha determinado que cada proyecto, mediante su evaluación con Senda, lo demuestre tanto en la evaluación de cada apartado como en la nota final. Doble beneficio: áticos con niveles de sostenibilidad superiores y experiencia propia, para saber en qué y cómo seguir mejorando.